La verdad de las vacunas.

Las vacunas son malas, muy malas. Sabido es que provocan autismo. Que al autor del estudio que probó tal cosa se le retirase el título de medicina al demostrarse que había falseado conscientemente los datos con el fin de adaptar sus resultados a la teoría que defendía es irrelevante. Serían presiones de las farmaceúticas, que son malas, muy malas. Siempre.

Sabido es también que Bill Gates, Rockefeller, y Nicole Kidman se reunen todos los sábados en lugares ultrasecretos, donde retocan sus propias fotos con photoshop para parecer todavía más malos de lo que son (si tal cosa era posible) cuando blogueros intrépidos del Rincón de Beniscornia, con acceso directo a documentos confidenciales norteamericanos, usen dichas fotos para ilustrar sus publicaciones en Facebook, y que planean vacunaciones masivas en África con el propósito oculto de exterminar a su población, mientras beben sangre de adolescentes sodomizados.

Que en España no haya habido ni un solo caso de difteria en tres décadas, PRECISAMENTE desde que comenzaron las campañas de vacunación masiva, y que el único caso habido recientemente fuese de alguien al que NO se vacunó, un niño que acaba de morir tras un mes en cuidados intensivos; que la mortalidad de la gripe haya bajado hasta los infiernos PRECISAMENTE desde la invención de las vacunas; que enfermedades como la tuberculosis sean prácticamente inexistentes en los países donde se vacunó a la población contra ellas, y PRECISAMENTE desde que se la vacunó; que la polio esté oficialmente erradicada de Europa… todo eso es irrelevante, pura demagogia.

Sólo una conexión íntima con Pachamama y una comprensión mística de la bondad cósmica de la mente universal, además de un hermanamiento de sangre con nuestros amigos los lobos, que son mucho más espirituales de lo que jamás podrá llegar a ser un hombre y respetan el medio ambiente, puede salvarte de las enfermedades.

Eso, y tomar infusiones de romero con bayas del Punjab, cuya eficacia para curarlo absolutamente todo, incluyendo todos los tipos existentes de cáncer – ya que la baya del Punjab es 100.273’2 veces más potente que la quimioterapia, y sin efectos secundarios – las farmaceúticas intentan desesperadamente ocultar para salvar sus negocios. Tía qué fuerte qué fuerte qué fuerte. Que todos lo sepan. Por favor, compártelo en tu muro.

Anuncios

Llama a mi puerta.

Habría que estudiar si, con su vídeo de Rajoy llamando a nuestras puertas, el PP no habrá cometido un claro delito de incitación a la violencia. ¿Qué hombre, si realmente lo es, podría contenerse ante la visión de ese payaso indecente – dicho sea con todos los respetos para los payasos indecentes – haciendo muecas que pretenden ser sonrisas y que no hacen sino certificar el retraso mental que los ciudadanos españoles llevábamos ya algún tiempo sospechándole, mientras se dirige a la que se supone una representación de la ciudadanía para darles las gracias (¡será hijo de puta!) por los esfuerzos realizados para salir (I beg your pardon?) de la crisis? El amable lector sabrá disculparme por mi sintáxis algo alterada que no hace sino reflejar mi estado de enajenación mental transitoria. La psique humana tiene un límite.

Ese pazguato, ese ladrón criado a la sombra de ladrones, ese pastor de prevaricadores y horteras, ese mentiroso que no sabe ni mentir, ese amigo fiel que, siendo ya presidente, abraza a Bárcenas para darle ánimos; ese subnormal que confiesa que no tenía ni idea del trasiego de millones y prebendas que tenía lugar delante de sus mismas narices en su puticlub de la calle Génova, y que no dimite acto seguido, cuando en cualquier empresa privada lo habrían echado a la calle por incompetencia, de ser cierto que no sabía nada (el mismo que promueve las privatizaciones para mayor beneficio de camaradas y adláteres);  esa piltrafa que lleva años dando ruedas de prensa desde un televisor para no tener que enfrentarse a preguntas que dejen todavía más clara la evidencia – no la hipótesis, ni la probabilidad – de la honestidad bajo cero de su partido, sin que por ello se le caiga la cara de verguenza en los foros internacionales, mientras se le llena la boca con la marca España; ¿ese gilipollas se permite ahora el lujo de presentarse como el paradigma de los presidentes cercanos? ¿el servidor público que baja hasta la calle y se moja en el fango de los problemas cotidianos? ¿Papá Noel?

Señor Rajoy: me hubiese gustado verle en un vídeo de verdad, llamando sin previo aviso a puertas de verdad, para que gentes de verdad se las abrieran, y no actores con las caras profundas e infinitas que la peor publicidad sólo reserva para los modelos que dan un trago a una botella de Coca-Cola. Pero de haberlo hecho así, usted y yo sabemos los riesgos a los que se estaría enfrentando.

Faltan huevos, nenaza. Y dignidad.

Algunas ideas para una entrada.

El botón Me gusta: aprende a usarlo. Qué hacer si alguien te llama jopú. Chorros de agua contra los manifestantes: ¿indignante despilfarro de nuestros recursos naturales? Adolescentes descerebrados: aprende a usarlos en tu beneficio. ¿Hay vida después de los doce? Cómo ocultar tu intelectualidad. Volvamos al punk, pero esta vez en serio: una propuesta para regenerar Europa. Perdón, ya somos líderes en nuevas tecnologías, a ver qué otro país tiene un presidente de plasma. Un poquito más de respeto, me pregunto dónde estaría Suiza sin las remesas puntuales enviadas a su banca por nuestra clase política. Auto-sodomía compasiva y otras armas del Sistema. Análisis del fenómeno yihadista desde un punto de vista gastronómico.

La izquierda huele a cebolla y la derecha padece halitosis. La indemnización en diferido en forma efectivamente de simulación: influencia de Góngora en los discursos de Cospedal. En la cama con Bárcenas. Independencia del Poder Judicial: cómo matarla antes de que crezca. Propuesta para convertir el Valle de los Caídos en un centro comercial. Que me robe Podemos: todo el mundo tiene derecho a su oportunidad. Enérgicas condenas de la ONU y otras grandes performances del teatro contemporáneo. Análisis comparado de Ana Botella y otros argumentos a favor del aborto. Dios existe, y si no, nos lo inventamos. El vino con Casera, y por qué es estúpido pedirlo en una cafetería de Tombouktou (manual para españoles viajeros). Humanos sin cerebro: el futuro está aquí. El español, la lengua del futuro.

Entrar en la FAES y otros blow-jobs (confesiones ficticias del pequeño Nicolás). ¿Qué clase de dieta paleolítica es ésta que no incluye el canibalismo? Horrorosos testimonios del Holocausto Catalán. La libertad de expresión y sus nuevos horarios de apertura y cierre. ¿Hay vida después de la muerte? Lo sabes mejor que yo. El deporte regular puede ayudarte a fumar más y mejor. La actividad microbiana de los españoles. Ébola, ¿puedo infectarme al pensar en algujen que lo tiene? La República no se merece una España.

Ideas políticas de la Virgen del Rosario. Implantación de la sharia y otras medidas eficaces contra la corrupción. ¿Nos vemos en McDonalds después de la manifestación contra los toros? El matrimonio heterosexual: por qué hay que estar en contra. No a los juguetes bélicos: regala a tus hijos armas de verdad. Dormir bien es fácil si haces clic en me gusta bajo la foto del niño africano que la va a palmar. ¿Hace falta estudiar Economía para proponer una bajada de los salarios? ¿Yo soy Charlie, dices? Tú eres un épsilon, gilipollas. Jesús puede ayudarte a aceptar tu esclavitud. Diez razones para sentirte especial en la planta de quemados. Mi hija no quiere ser Belén Esteban, qué hacer.

Rejas que se abren en la noche: el poder mágico de la fianza simbólica. Humildes sugerencias para que Rajoy folle más. Cómo hacer lo mismo de una manera distinta. Queremos que se vaya el Rey. Viva la República. Queremos que vuelva Aznar. Ser una víctima: éxito garantizado. Usos alternativos de la Encyclopaedia Britannica para la decoración de tu toilet. Todo hombre tiene derecho a un helipuerto. Reivindicación de la espiritualidad primitiva en mitad de tu jornada laboral. Ahora puedes ser tú mismo, nadie lo notará. Cómo sorprender favorablemente a tu jefe sin temor a una fisura rectal. Club de Fans de Angela Merkel. Cómo librarte de un libro. Cómo librarte de todos los libros.

Cinco razones para admirar a los loros. Cuatro razones para votar al PP. Tres parábolas del Buen Ladrón. Dos maneras de quitarte de encima a un profesor de filosofía. Un consejo: lárgate.

Aftermath – y adiós a este tema.

Pues nada, aquí estoy, aburrido como una ostra – sabido es que producir una perla es un proceso bastante largo, monótono y tedioso – mientras espero en vano a que algún medio occidental publique una caricatura de los dibujantes de Charlie Hebdo asesinados, según la teoría de que dichos dibujantes no se entregaron sino a un inocente juego de la libertad de expresión regocijándose en sí misma y en su mera existencia y su sacralidad, y no a un intento deliberado de ofender a los musulmanes, como se atrevieron a aventurar los bárbaros y los fascistas.

Yo qué sé, alguna tontería, por ejemplo uno de los dibujantes, un momento antes de morir, gritando ‘Allahu Akbar’ para salvar su vida, o adoptando la postura del misionero para ofrecer su culo a los asesinos a cambio de un salvoconducto. No me digáis que no sería gracioso. Ja ja.

Pero nada. Nada de nada. Esto me alarma. ¿Se estarán autocensurando nuestros satiristas? Dios no lo quiera. Tampoco encuentro publicada caricatura alguna sobre el tema en la prensa musulmana. Cualquiera diría que no lo hacen por respeto a las víctimas, o porque sencillamente sería de mal gusto. ¿Pero qué son el respeto y el tacto al lado de la libertad de expresión? Por si nos hacía falta alguna prueba más de que no la valoran. . . A ver si os enteráis, bárbaros; si uno puede ofender, debe ofender.

¿No?

LAS PREMISAS DEL CIVILIZADOR

‘Yo tengo una Ley. Tú, otra.

Yo soy libre de ofenderte o respetarte, por lo que me impongo el deber de ofenderte para probarte que soy libre’.

(Primera falacia. Si uno es libre de elegir entre A y B, cómo es que DEBE elegir B para probar que es libre de elegir entre A y B?).

‘Tú no eres libre de sentirte ofendido o responder a mi ofensa salvo en los términos descritos por MI Ley’.

(Y por qué no puede ser según los términos de la mía? ¿Quién ha decidido que es la tuya?).

Me pregunto qué persona o pueblo aceptaría someterse a la arrogancia ciega de semejantes proposiciones de partida.

Hasta que los asesinos no adopten nuestra Ley (cosa que parece improbable, al menos en el futuro próximo) o Europa aprenda que con premisas falaces no se va a ninguna parte, me temo que nos queda por delante un largo trecho de noticias desagradables con las que desayunarnos. Lo que parece claro es que tanto en uno como en otro bando lo pagarán los de siempre. Los que pasan de bandos y solamente quieren vivir y dejar vivir en paz. Es decir, el occidental y el musulmán medios, que asisten impotentes a los aspavientos de esta panda de fanáticos religiosos e intolerantes laicos que nos usan como campo de batalla.

Os dejo aquí una cita de Tácito que me he inventado. Que os aproveche:

‘A los bárbaros no les gusta que venga gente de fuera a incendiar sus templos y escupir sobre sus ídolos. Serán templos primitivos si se comparan con la grandiosa arquitectura sobre la que se asienta nuestra civilización, si os place;  pero son los suyos, no los nuestros, y les tienen un gran apego. Olvidar algo tan sencillo ha derribado algunos imperios’.

Charlie Hebdo os hará libres.

Qué superioridad moral. Qué magnanimidad ante la barbarie. Qué serenidad frente al dolor y la injusticia ciegas. Charlie Hebdo publica otra caricatura del Profeta y perdona a sus agresores. Al escribir la frase‘ dice el autor del nuevo dibujito ‘rompí a llorar. Fue una liberación‘. Conmovedor. He aquí la grandeza de nuestros valores cristianos y seculares. ¿Hablará también en nombre de los familiares de los policías que murieron por protegerle? No hay datos sobre este punto.

Queda establecida la que parece ser la versión oficial que Europa prefiere de los hechos, y que es la que Charlie Hebdo sugiere sin reservas – que los dibujantes asesinados no habían hecho nada que permitiese predecir el terrible desenlace, no tenían nada que ver con el asunto, pasaban por allí y entonces, incomprensiblemente, absurdamente, el terror y la muerte se cebaron en ellos como maldiciones caídas del cielo, como un terremoto o una terrible enfermedad que uno no hubiese podido imaginar ni evitar y que desde luego no provocó. Ni el más mínimo intento de penetrar en la mente de los asesinos, aunque sea para neutralizar futuras desgracias o entender, que no justificar, el terrible suceso; Para esas luminarias de la civilización, entender y justificar es lo mismo. Cosas de fascistas y otros enemigos de la libertad…

Me pongo a mirar algunas de las caricaturas relacionadas con el Islam que Charlie Hebdo había publicado a lo largo de los años. En una, el Profeta, desnudo, aparece a cuatro patas, en el acto de ser sodomizado por Allah, también desnudo. Qué risa!

En otra, el Profeta, otra vez a cuatro patas – la postura del misionero parece ser una fijación de los dibujantes con respecto a este tema – muestra sus genitales desde atrás, y en lugar del ojo del culo tiene… una estrella! Arriba dice: ‘Mahoma, ha nacido una estrella’. Yo es que me troncho. Nada como despertarse con un poco de humor inteligente. No veo, sin embargo, ninguna caricatura de los soldados franceses muertos en la guerra de Irak, o sobre las cámaras de gas nazis… Qué raro, ¿no? ¡Con lo que les gustaba a estos chicos reírse de todo!

¿Será apología del terrorismo decir que no he de inquietarme si algún alma caritativa borra a tanto gilipollas de la faz de la tierra, con el fin de prevenir males mayores? Confieso que ya no tengo ni idea de lo que esta ilimitada  libertad de expresión con limites nuestra significa. Si yo, un europeo civilizado y respetuoso de los derechos humanos al igual que las pobres víctimas de Charlie Hebdo, no entiendo nada, cómo puedo esperar entonces que gente bárbara y atrasada como por ejemplo los musulmanes y los negros lo entienda mejor que yo? ¿Seré un terrorista sin saberlo?

Para confortarme, leo el sabio y noble artículo que Flemming Rose, uno de los directores de Jyllands-Posten, el diario danés que publicó por primera vez caricaturas del Profeta mostrando su compromiso in-ne-go-cia-ble con la libertad, ha escrito para iluminarnos en estos tiempos oscuros en los que nos enfrentamos al terror y la irracionalidad de los que no la aman.  ‘En las sociedades que no son libres’,  nos instruye, ‘se busca una falsa armonía (…) de acuerdo con la siguiente máxima: si aceptas mi tabú y no te expresas crítica u ofensivamente sobre lo que para mí es sensible y sagrado, yo haré lo mismo‘. Mientras me froto los ojos, cegado por el fulgor de tan grandiosa revelación; que una sociedad en la que sus diferentes ciudadanos acuerdan libre y razonadamente no ofenderse los unos a los otros en aras de la paz común es una tiraníame tropiezo con otro artículo, éste del musulmán Mehdi Hasan, uno de los directores del Huffington Post en el Reino Unido, que nos informa  (entre otras cosas) de lo siguiente:

¿No sabíais que Charlie Hebdo despidió al veterano dibujante francés Maurice Sinet en 2008 por hacer un comentario supuestamente antisemita? ¿No erais conscientes de que Jyllands-Posten, el periódico danés que publicó caricaturas del Profeta en 2005, rechazó unas viñetas que se burlaban de Cristo porque “provocarían indignación” y declaró con orgullo que “bajo ninguna circunstancia publicaría dibujos del Holocausto”?

(…) Nos pedís que nos riamos de un dibujo del Profeta mientras ignoramos el vilipendio del islam por todo el continente (¿habéis visitado Alemania últimamente?) y la extendida discriminación contra los musulmanes en educación, empleo y vida pública, especialmente en Francia. Pedís a los musulmanes que denuncien a un puñado de extremistas como una amenaza existencial a la libre expresión mientras que os hacéis los locos ante la misma amenaza -pero mayor- que ponen vuestros líderes.

¿No os molesta ver que Barack Obama (que pidió que Yemen mantuviera entre rejas al periodista antidrones Abdulelah Haider Shaye después de ser condenado por actos relacionados con el terrorismo en un tribunal irregular) se monta en el vagón de la libertad de expresión? ¿No os entran náuseas al ver a Benjamin Netanyahu, el Primer ministro de un país responsable de matar a siete periodistas en Gaza en 2014, asistir a la marcha de la unidad en París? A Bibi le acompañaba Angela Merkel, canciller de un país en el que la negación del Holocausto es castigada con penas de hasta cinco años en prisión, y David Cameron, que quiere prohibir que aparezcan en televisión los “extremistas” no violentos entregados al “derrocamiento de la democracia”.

Pues eso. Pero yo no voy a dejar que un par de HECHOS me arruine mi civilizado desayuno. Será fascista el moro…!

Sencillo manual para tiempos convulsos.

En previsión de los tiempos confusos y complicados que se avecinan tras el horrible atentado en el que unos humoristas que la habían tomado con unos asesinos fueron asesinados por éstos (oh sorpresa), y con el fin de aportar mi granito de arena a la formación cultural de los europeos, he confeccionado un rápido manual con algunos ejemplos didácticos para ayudar a mis conciudadanos a distinguir el Bien del Mal. Espero que os aproveche.

1. Dibujar al profeta Mohamed cuando el Islam lo prohibe: Noble acto de libertad de expresión que demuestra la tolerancia y el respeto de nuestra civilización.

2. Ofenderte si te insultan y eres musulman: Serás fascista….

3. Ofenderte si te insultan y eres europeo laico o cristiano: normal.

4. Dibujar una caricatura del holocausto nazi: No, no, no, eso es caca. Eso es ofender los sentimientos de una pobre gente que ha sufrido mucho.

5. Eres John Galliano y afirmas en una conversación privada (que se graba sin tu conocimiento) que Hitler era un gran tipo: CACA. Despedido de tu trabajo, arrojado a las catacumbas, expulsado de los salones internacionales. Que una cosa es libertad, y otra libertinaje, joder.

6. Se llama Anders Behring, es un fundamentalista cristiano rubio y guapo, en una palabra, humano; y mata a 77 adolescentes a tiros en Noruega por el mero hecho de ser laicos: Sobre todo captúrenlo con vida, un equipo de psiquiatras debería examinarlo. Sin duda se trata de un pobre loco que ha actuado en obediencia a unos delirios más fuertes que él.

7. Se llama Saïd Kouachi, es un fundamentalista islámico negro y malo como la hiel, y mata a 12 periodistas que habían roto el tabú de la representación gráfica del profeta Mohammed: Diabólico asesino hijo de puta sin entrañas, acaben con esa alimaña como sea. Quién puede tener tal sangre fría? No son como nosotros, no respetan. Cabrón…

8. Hacer una sátira del Patido Popular disolviéndose disfrazados de etarras. CACA. Eso no es libertad de expresión. Es ofensivo. Es increíble como ciertos desvergonzados se creen con derecho a ofender a los votantes del partido en el gobierno en nombre de la libertad de expresión. No nos quedaremos sentados ante semejante ultraje.

9. Prohibir la visita a webs de contenidos yihadistas y evitar la publicación de contenidos relacionados con el terrorismo: Aunque no lo parezca, es para defender la libertad de expresión que tomamos esta medida. Ya te lo explicaremos otro día…

10. Benyamin Netanyahou encabezando una manifestación contra el terrorismo integrista religioso: El último gran chiste de Charlie Hebdo.

11. Quieres abrir un debate sobre la autocensura? La respuesta es publicar una caricatura ofensiva contra el Islam. No publiques una foto del coño de tu propia madre comido por los gusanos, ni los aspectos más vergonzosos de tu propia biografía; eso no sería libertad de expresión.

12. En resumen: Todo lo que me ofende no es libertad de expresión, sino una actividad criminal. Todo lo que ofende a los musulmanes es libertad de expresión.

Espero que os haya quedado claro. Y ahora, levantad vuestros lápices y gritad conmigo: ME GUSTA SER UN EPSILON!

(Apresuráos a comprar el último ejemplar de Charlie Hebdo antes de que se agote! Sé super libre por un módico precio, y si por desgracia te ves envuelto en un tiroteo en tu estación de metro favorita como resultado de su enésima caricatura del profeta, sonríe y recuerda que vas a morir por el derecho inalienable de todo hombre a decir lo que le venga en gana siempre y cuando sea un hombre de nuestro bando. Cabe imaginar mayor orgullo? Y la bonita manifestación que harán en tu memoria? Todo sea por la libertad. Amén).

Charlie, y la fábrica de tontos del nabo.

Leo que las autoridades europeas van a coordinarse con las compañías de internet para que éstas eviten a partir de ahora los contenidos relacinados con el terrorismo. ¿Pero no habíamos quedado de acuerdo en que la libertad de expresión es sagrada? Claro que sí, la nuestra…

El espectáculo de esta farsa hipócrita mediante la que se convierte en símbolo del respeto y la libertad a una publicación que se complació durante años en insultar los sentimientos religiosos de un colectivo de cientos de millones de personas, muchas de ellas pacíficas y respetuosas y que no habían hecho nada para merecer tal desprecio, comienza a hacerme la picha un lío. Y es que es difícil sacar un discurso coherente con el que enmascarar la verdad pura y simple: que aquí hablamos de alguien que insultaba, y alguien que se sentía insultado. El primero está muerto ya que el segundo por desgracia no sentía la más mínima inclinación hacia las bondades de la convención de Derechos Humanos. Pero por el mero hecho de morir uno no tiene razón, ni se convierte en un santo. Pequeño matiz que la fábrica de tontos del nabo conocida como Europa ha decidido pasar por alto, colocando a los dibujantes muertos en las estratosferas del heroísmo, la paz, y la tolerancia laicas.

La mitad de los brazos en alto que enarbolan un lapiz en las plazas y calles de nuestras ciudades estrangularían si pudieran al cabrón que se atreviera a publicar una caricatura de sus respectivas madres siendo sodomizadas por un asno, pongamos por caso. Así que a la mierda con tanto disparate. Guardaos los lápices en el ojo del culo, y no se os ocurra ni afearme el lenguaje que la libertad de expresión es sagrada y yo digo lo que me sale de los cojones. ¿No?